porto cruz desde 1887

publicado en: Novedades | 0

GRAN CRUZ se estableció en Vila Nova de Gaia, a orillas del río Duero, para suceder a la casa Assumpçao E Fos, fundada en 1887. Heredera de un saber hacer ancestral y único, GRAN CRUZ ha sabido crear unos Oportos excepcionales perpetuando las tradiciones que la han convertido en embajadora privilegiada del legado del Oporto. En la actualidad, CRUZ, orgullosa de sus orígenes y de su especialización, es N° 1 Mundial del Oporto con 10 millones de botellas vendidas en más de 50 países del mundo. La reputación de la Casa GRAN CRUZ es el resultado de un saber hacer ancestral, transmitido de generación en generación y recompensado con numerosas medallas.

GRAN CRUZ elabora con esmero sus vinos de Oporto y vigila de manera especial tres etapas clave: la selección de las variedades de uva, el apagamiento (la parada de la fermentación mediante la adición de aguardiente) donde el Maestro bodeguero hace gala de todo su talento y el envejecimiento durante el cual los Oportos CRUZ desarrollan su carácter y sus aromas. CRUZ posee una de las más bellas y antiguas quintas del Valle del Duero, la Quinta de Ventozelo, con una superficie superior a 400 hectáreas.



CRUZ posee una de las más bellas y antiguas quintas del Valle del Duero, la Quinta de Ventozelo, con una superficie superior a 400 hectáreas y que les permite proponer una amplia paleta de Oportos de calidad, desde los más sencillos a los más complejos, y para todos los momentos de consumo.


Los vinos «apagados» se transportan hasta Vila Nova de Gaia para la fase de crianza. Cada vino se selecciona para un envejecimiento específico en barrica, en tonel o en botella. Estos diferentes modos de envejecimiento permiten obtener una multiplicidad de estilos y una amplia paleta aromática. Así, el sabor dependerá de la duración del envejecimiento y del modo de crianza.

Los diferentes tipos de Oporto dependen de la variedad de uvas utilizadas y la diversidad de los modos de crianza.