Francisco Casado Vinos y licores es una empresa familiar con algo más de 45 años de historia, en los que ha sabido recoger los frutos de un trabajo constante, con el único objetivo de intentar superarse y crecer año tras año.


Todo comienza con una pequeña tienda bodega de barrio en la calle Larretxipi de Irún en la que principalmente se vende vino, así como oporto, moscatel o vermouth a granel.

Poco a poco, el negocio va creciendo y a los 3 años la familia decide trasladarse a otro local con mayor capacidad.

Más adelante, se empieza a visitar y distribuir en las ventas de las fronteras con Francia, cuyo producto estrella será el aperitivo francés Ricard. Es en este periodo cuando la empresa da un salto cualitativo y comienza a trabajar en exclusividad con las marcas más importantes del sector de espirituosos del momento (P. Ricard, Bardinet, Bacardi, Diageo, Brown forman, Varma, Maxxium, Osborne…).



Ante el incremento de ventas en las fronteras, la empresa decide ampliar el catálogo de productos y dar el salto también a la distribución de alimentos como aceites, conservas, turrones, etc.

En 1998, la empresa se traslada a un centro logístico con mayor capacidad para poder atender y servir mejor a sus clientes. De este modo se consigue agilizar los plazos de entrega de los productos con mayor demanda.


A día de hoy, Francisco Casado Vinos y Licores cuenta con más de 2.000 productos en stock y su principal actividad es la distribución de bebidas y alimentación en las fronteras con Francia de las provincias de Guipúzcoa y Navarra. También da servicio a bares, restaurantes y tiendas de alimentación de la zona de la comarca del Bidasoa y San Sebastián.

En Francisco Casado Vinos y licores tenemos el placer de trabajar con una clientela de muchos años de amistad.